• Anna Cabré-Verdiell Bosch

- Corona -

PENSAMIENTOS AISLADOS, ENTRADA Nº1


19 de Marzo 2020. Leeds, Reino Unido, la Tierra


Esta mañana me desperté asustada. Cuando abrí los ojos mi ceño seguía fruncido y mi sistema en shock por las últimas noticias que leí anoche antes de acostarme. Cómo no, la temática de las informaciones que me acojonaron y aún me acojonan, es el trending topic del momento, el Coronavirus.

En Inglaterra, donde vivo, el confinamiento no es obligatorio; aún. Mis dos compañeros de piso, mi pareja y yo estamos procurando salir del piso lo mínimo posible en una especie de adaptación paulatina a la situación que va a proceder.


Esta mañana entré en la cocina, ceño fruncido, ojos intensos, alma asustada. A la pregunta de qué tal, vomité la información leída la noche anterior junto con algunas medidas que pienso deberíamos tomar. Antes de darme cuenta estaba metida en una discusión de grado 8.3 en una escala de 0 a 10. Me cuesta darme cuenta del tono imperativo y/o dictatorial que ella me acusa de adoptar. Esta acusación me fue escupida a la cara en una segunda discusión de grado 9.1 ya más adelantado el día. No son breaking news para mí, que soy una persona con carácter; al parecer me viene de mi padre. Creo que es desde la adolescencia que mi padre me dice ‘Fíxa’t en la mare’ o ‘Mira de ser més Bosch’. Bosch es el apellido de mi madre. Mi madre y sus hermanas y hermano son gente asertiva. Creo que les viene de su madre, no de su padre. Seguramente su padre les decía ‘Fixeu-vos en la mare’ o ‘Mireu de ser més José’. José es el segundo apellido de mi madre, el apellido de soltera de la suya. Mi madre, sus hermanas y su hermano saben calmar el carácter o quizás simplemente no haya nada que calmar. Envidio esta idea. A menudo yo siento volcanes erupcionando en mi esófago.


A mi padre le preocupa que me parezca a él, piensa que todo me irá mejor si intento parecerme más a mi madre, pero no me parezco a ella. Es una tarea muy difícil intentar ser como no eres. Pensando en ser como ella me he dado cuenta de que la conozco poco. La conozco, pero poco. Probablemente el ruido de mi carácter no me ha dejado oír el sonido del suyo…ahora quiero escucharlo.




117 views0 comments