• Anna Cabré-Verdiell Bosch

- Cuestión de fe -

Pensamientos Aislados, entrada nº7








27 de Abril del 2020. Leeds, Reino Unido, la Tierra


Mi mano derecha está desarrollando habilidades propias del pulpo; coge el aparato móvil sin consultar, lo desbloquea, y sin enterarme estoy enchufada a otra dosis de Instagram. El bajón llega pronto, pesado y agotador. No sé a ti, pero a mí se me acentúa la incómoda impresión de ser un fracaso; un fiasco.

Mi mano izquierda me mira con cara de ‘te lo dije, te dije que no te fiaras de las derechas’. A veces prescindo de la derecha; ser ambidiestro te hace más espabilao y ya se sabe que los fracasados no somos gente muy lista, somos gente que se ha tirado a las artes, a las humanidades o al periodismo; dos de tres para mí.

Y si no puedes vencerlos…pues entrégales tu alma, tus fotos, tu trabajo y todos tus datos. Así caí rendida a sus pies; me hice un Instagram, un LinkedIn y una webside, y por supuesto vengo frecuentando el Facebook y el Messenger desde la adolescencia.

Ahora me dicen que necesito un twitter, y yo les digo que no; yo les digo que lo que yo necesito no es otra red social sino un poquito de fe; no en la Virgen, o en el Dalai Lama o los Reyes Magos, fe en mí misma, en mi trabajo - que no me hace rica ni famosa, pero me hace feliz - fe en la cultura y sobretodo fe en el gran cambio; el cambio de paradigma que espero, esté a la vuelta de la crisis.

67 views0 comments